martes, 2 de diciembre de 2008

UBICACIÓN GEOGRAFICA DE AIGUÁ






Las secciones octava y novena, las más norteñas del departamento, constituyen una de las zonas más serranas. Al sur, las sierras de Carapé las separan del resto del departamento. Al oeste, el arroyo Aiguá marca el límite con Lavalleja y al este, la separa de Rocha el arroyo Alférez.En el conjunto se destacan las sierras de la Coronilla, León, Sarandí y Yerbal, cuyos nombres coinciden con el de los arroyos que las surcan. Estos integran la cuenca del Aiguá, principal arteria del sistema, que nace en el cerro del Rey, desemboca en el río Cebollatí perteneciente a la cuencia de la Laguna Merín, el arroyo Aiguá da nombre al valle y al centro poblado más importante del lugar: la ciudad de Aiguá, situada sobre su margen derecha.El paisaje agreste de la zona, particularmente atractivo por la variedad de formas y tonalidades, constituye un elemento de apreciable interés, sierras y cerros donde predominan, entre otras rocas, pófidos y granitos, recortan sus grises perfiles por encima del ruedo verde del bosque nativo que cubre sus bases. El monte es bajo y abigarrado, abundan árboles de buena madera, como el coronilla, la aruera, la caroba y el guayabo.En sus profundas quebradas se encuentran liebres, tatúes, guazubirás, zorros, aves rapaces y una infinita variedad de pájaros de atractivo plumaje y bello canto.Hacia el norte, la agresividad del paisaje se suaviza gradualmente y a ambos lados de la Ruta 13 Aiguá - Lascano, el horizonte se ensancha en una sucesión interminable de lomas y valles Aiguá, Sarandí, Alférez que se unen en el vértice norte del departamento formando el Rincón de Aparicio, hacia la confluencia de los arroyos, Alférez y Aiguá.El ángulo norte del departamento está limitado por los arroyos Aiguá y Alférez. Atraviesan la zona de SE a NO, los arroyos Sauce, León y Sarandí, que vierten sus aguas en el Aiguá, y cuya obra visible, los valles, son resultado de la incesante y milenaria labor geomorfológica de estas corrientes.Estos cursos de agua se destacan en el paisaje por la mancha verde de bosque nativo que los margina, en el que predominan los coronillas, chalchales, sauces, sarandíes y mataojos.En sus márgenes y en sus valles abundan variadas especies zoológicas como carpinchos, lobos, nutrias, perdices, ñandúes, etc. y en su seno se encuentran variedad de peces: tarariras, bagres, pejerreyes.Existen en la zona lugares de incomparable belleza, las grutas de Salamanca, producto de la erosión subterránea, se abren al costado del cerro del mismo nombre, a poca distancia de la Ruta 13, a la altura del Km. 188.La mayor de las grutas abarca un área aproximada a los mil metros cuadrados y está asociada a la legendaria trayectoria del bandido Lemos.Los asentamientos humanos, ligados por una profusa red vial con un estado de mantenimiento muy dispar, son por orden decreciente de número de habitantes:
Aiguá
Los Talas
Salamanca
Coronilla
Paso de los TalasSe distingue entre los asentamientos rurales la Colonia Benito Nardone, que por su origen determina una modalidad particular de uso del suelo.Se estima la población total en el área rural ( incluidos los subnúcleos ) en una cifra aproximada a las 1.500 personas y la población en el área urbana de Aiguá, en aproximadamente 2.100 habitantes.